Los términos B2B y B2C son dos de esos diminutivos que aparecen en la web con frecuencia pero que nos cuesta describir. En palabras simples, estas siglas se refieren a las dos principales estrategias de mercado, ya sea para consumidores, asociados, segundas empresas o partes interesadas.

Entender la diferencia entre ambos te permitirá desarrollar estrategias de ventas eficaces y productivas. Pero si no estás tan segura del qué las hace tan diferentes, te alegrará saber que he detallado todo lo que debes en este artículo.

¿Sabes lo que eso significa? Que en menos de cinco minutos de lectura, tendrás toda la información que deseas.

¡Continuemos!

Conoce las características de los servicios B2B

B2Bes un término derivado del inglés que significa Business to Business (Negocio a negocio en español). Este agrupa todos los servicios dirigidos a empresas, compañías, partes interesadas, inversionistas, y CEOs, entre otros.

Debido a su enfoque profesional, difiere de los métodos tradicionales de venta al consumidor. Ahora bien, dale un vistazo a las características principales de los servicios B2B:

  • Su público es mucho más reducido y especializado.
  • El objetivo principal es establecer relaciones y asociaciones entre marcas a largo plazo.
  • El marketing en este sector se enfoca en los beneficios tangibles de los productos o servicios a la hora de trabajar.
  • La publicidad es más directa y personalizada a las empresas o agencias objetivo.
  • Si bien el número de clientes es más reducido, el volumen de ventas posee una escala mayor.
b2b y b2c
Apunta todos los detalles y define tu tipo de servicio ideal.

Descubre las características de los servicios B2C

En este caso, las siglas B2C se refieren al término Business to Consumer (Negocio a consumidor) El marketing dirigido a los consumidores posee diferentes objetivos en cuanto a publicidad, venta y retención de clientes.

Descubre algunos de los principios que debes recordar para vender servicios B2C:

  • La publicidad va dirigida a un mayor número de clientes.
  • Debes utilizar medios de difusión y alcance masivo.
  • Las ventas son menos personalizadas y un poco más generales debido al gran número de objetivos.
  • Las ventas deben enfocarse no sólo en los beneficios para el comprador, sino en desarrollar empatía con los mismos para persuadirlos.
  • El volumen de compra o suscripción de los consumidores es mucho menor.
  • Los servicios B2C buscan cumplir objetivos a corto plazo, tales como vender un producto en específico u obtener más subscriptores en la web.

Diferencias principales entre B2B y B2C

Además de los tipos de público, estas dos dinámicas difieren en diversos aspectos, por lo que me di la tarea de puntualizar los más relevantes.

Conócelos a continuación:

  • Tiempo de compra: El sistema de negocio a consumidor se caracteriza por explotar las emociones de las masas para generar compras rápidas, e incluso impulsivas. Los servicios servicios de negocio a negocio rara vez son de venta inmediata.
  • Lenguaje: En el marketing B2B, el lenguaje es más profesional, objetivo, cuidadoso y especializado debido al público objetivo. Cuando se trata de servicios B2C, lo mejor es buscar un lenguaje más ameno y acorde a tus posibles compradores.
  • Estrategia: El tiempo de estudio e investigación para ofrecer tus servicios en el mundo corporativo es sobradamente mayor y más específico. Por otro lado, el enfoque es más genérico cuando te diriges a un gran número de posibles compradores.

Recuerda estas pautas y te garantizo que saber vender servicios B2B y B2C no volverá a ser un problema nunca más.

Ahora que hemos llegado al final, ¿Estás preparada para avanzar e implementar un plan de crecimiento para tu negocio? Solicita una sesión estratégica conmigo para ayudarte.

Haz las cosas con amor y emprende desde tu pasión.

Siempre sueña alto,

Carolina Azuaje.