Luego de crearte una marca y establecer tu empresa, viene un papel importante que trata sobre ofrecer tu producto a los usuarios con el fin de captar clientes y para esto es necesario presentar una propuesta de valor que los convenza de que tu producto es el mejor.

Para presentar una buena propuesta de valor existen algunos puntos a tener en cuenta y hoy te hablaremos al respecto. No caigas en la modalidad de ofrecer sin un sentido, llénate de la mejor información y asegúrales a todos de que lo que vendes es lo mejor del mercado.

.

¿Qué es una propuesta de valor?

Se define como una manera de mostrar lo que ofreces de forma clara, convincente y precisa dejando ver la manera en la que tu empresa satisface las necesidades del consumidor. Esta es una forma de enfocarte en lo que es realmente importante de tu producto y sacar la máxima ventaja de ello.

Hay que tener en cuenta que una propuesta de valor no es una campaña de marketing porque no incentiva a los usuarios a comprar tu producto, no funciona como un eslogan y tampoco te posicionan. El fin es mostrar a totalidad lo que vendes, de una manera práctica y convincente para informar a los clientes porque trabajar contigo es lo correcto.

¿Cómo hacer una propuesta de valor?

Para realizar una propuesta de valor perfecta solo presta atención a los pasos que te mostramos a continuación.

  • Analiza tu marca: Es importante que conozcas a detalle de que se encarga y cuál es el fin de tu empresa. Esto lo puedes deducir respondiendo preguntas como ¿Por qué existe la marca?, ¿Cuáles son los planes a futuro con ella?,  ¿En qué principios te basas? Al tener estás respuestas mejoras el enfoque y llegas a un propósito.
  • Ventajas de tu marca: Escribe en un papel cuales son todas las ventajas que ofrece tu producto, anota todas las que se te vengan a la mente sin importar que tan importante sean. Luego filtra todas las ideas y quédate con al menos 3 realmente resaltantes.
  • Relaciónate con el cliente: Una vez que tengas las ventajas a la mano, viene el punto de relacionarlo con las necesidades de los usuarios. Cubrir a totalidad una necesidad hará de tu marca algo importante.
  • Observa a la competencia: Muchas empresas caen en el error de analizar a la competencia para hacer algo similar pero mejor desarrollado. Esto puede funcionar en un primer momento; sin embargo, el verdadero objetivo está en hacer algo totalmente diferente  y que a su vez supere la propuesta que ellos ofrecen.
  • Redacta tu propuesta de valor: Una vez que tengas todos los puntos anteriores escritos y a la mano, es hora de estructurar tu propuesta. Ya tienes conocimiento sobre el concepto de tu marca, las ventajas que ofrece, las necesidades que cubre y la información de la competencia. Con todos estos detalles ya podrás realizar la mejor propuesta.

Gracias por llegar hasta aquí.

¿Sabes vender con propósito? Aquí te explico como puedes hacerlo de una forma muy efectiva.

Ahora que hemos llegado al final, ¿Te gustaría fortalecer las bases de tu negocio en línea o implementar estrategias infalibles para el crecimiento de tu marca? Solicita una sesión estratégica conmigo para ayudarte.

Haz las cosas con amor y emprende desde tu pasión.

Siempre sueña alto,

Carolina Azuaje.

× ¿Cómo puedo ayudarte?