Si vas a emprender, algo que necesitas tener claro es que la venta de servicios por Internet es muy diferente a la venta de productos, porque si bien se apoyan ambas el Marketing Digital, las estrategias se deben adaptar para que funcionen.

1. Desarrolla tu plan de negocio

El modelo de negocio es la forma en que una empresa gana dinero y desde mi experiencia, la mejor herramienta es utilizar el Modelo de negocios Canvasel cual te ofrece ideas y te indica los datos específicos que necesitas para atraer a tu potencial cliente y que se quede de por vida.

Si estás tratando de vender tus servicios pero no tienes los resultados que te gustarían, es muy posible que debas hacer revisión de tu plan de negocio y para ello te comparto un artículo que escribí sobre este tema para que puedas crear el tuyo ya mismo, porque el modelo de negocio Canvas te permite trazar un mapa de ruta hacia la estabilización y el éxito.

2. Paquetización de servicios

La agrupación de servicios es el proceso de combinar varios servicios en un solo paquete, que luego se puede ofrecer a los clientes a una tarifa con descuento. Los proveedores de servicios pueden ofrecer más de sus productos digitales o servicios sin cobrar por cada uno por separado.

Algunas coaches ofrecen paquetes para sus clientes con diferentes beneficios. Por ejemplo, si ofrecen sesiones de mentorías, pueden agrupar varias y ofrecer un descuento al cliente en comparación con lo que habrían pagado si hubieran pedido los servicios individualmente. Otras emprendedoras, suelen regalar productos digitales o servicios gratuitos como bonos dentro de sus paquetes, como Masterclasses pregrabadas, plantillas o ebooks.

3. Propuesta de valor diferenciadora

La propuesta de valor diferenciadora es el núcleo de toda estrategia de marketing. La pregunta no es si debes diferenciar tu producto o no, sino cómo y en qué medida.

La mayoría de los negocios digitales utilizan las características y el precio de sus productos como principales diferenciadores. En cambio, la propuesta de valor se centra en el resultado y los beneficios que como profesional puedes ofrecer a tus clientes.

El objetivo de esta táctica es posicionar el negocio como una solución en lugar de simplemente como otra opción en un mercado abarrotado. También ayuda a eliminar las dudas de los clientes al agregar incentivos adicionales como garantías, descuentos y pruebas gratuitas.

4. Una estrategia de visibilidad para tu negocio digital

La estrategia de visibilidad es fundamental para que cualquier empresa promocione sus productos digitales y servicios. Deben asegurarse de que sean visibles en las plataformas en línea como Google, Facebook, Instagram, etc.

Estas plataformas se pueden promover mediante el uso de algunas de las siguientes técnicas:

– Obtener reseñas en las redes sociales

– Creación de contenido para canales online.

– Blogs invitados

– Asociación con influencers

– Desarrollar una estrategia de relaciones públicas

5. Una estrategia de conversión

Una estrategia de conversión es el “cómo” detrás de cada campaña de marketing. Es una pieza esencial del rompecabezas que puede hacer o deshacer los resultados de su campaña.

Entonces, ¿qué constituye una estrategia de conversión? Su estrategia de conversión debe incluir:

– Público objetivo: ¿A quién intentas convertir?

– El llamado a la acción (CTA): ¿Qué quieres que hagan?

– La oferta – ¿Cómo les ayudará esto?

– La propuesta de valor de la oferta: ¿Cómo se compara con otras ofertas disponibles para el cliente?

– Diferentes canales para diferentes personas: ¿Qué funciona mejor para su público objetivo (correo electrónico, redes sociales, anuncios)?

6. Una estrategia de fidelización

Hay muchas estrategias que puedes implementar en tu negocio digital para generar fidelidad en tus clientes, por ejemplo, “los puntos de fidelidad” son la forma más clásica. ¿En qué consiste? Proporcionas a los clientes puntos por compra y los pueden canjear en la compra de otros servicios. Esta es una de las formas más fáciles de hacer que los clientes se queden y vuelvan por más.

Algunos negocios online ofrecen incentivos en forma de descuentos u ofertas por tiempo limitado para alentar a los clientes a comprar ahora en lugar de esperar hasta que necesiten algo.

7. Sé una profesional con alto nivel de ética

Ser un profesional no se trata solo de sus habilidades y conocimientos. También se trata de cómo te comportas con los demás, de una manera que demuestra que te preocupas por ellos y sus proyectos.

Esta es una regla de oro de la que casi nadie habla y es extremadamente importante si tienes un negocio de venta de servicios por Internet ya que dependes en gran medida de la reputación que construyas en línea y la mejor forma de destacar de buena manera es ser un profesional ético, con valores firme que compartas con tu marca.

emprender online

Ahora que hemos llegado al final, ¿Estás preparada para avanzar e implementar un plan de crecimiento para tu negocio? Solicita una sesión estratégica conmigo para ayudarte.

Haz las cosas con amor y emprende desde tu pasión.

Siempre sueña alto,

Carolina Azuaje.